Apoyando a la Bruja Tradicional Europea


 
ÍndicePortalCalendarioFAQRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 TRADICIONALISMO: VISTAS PRELIMINARES DE LOS JUICIOS EN SALEM

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
El Consejo
Admin


Mensajes : 120
Fecha de inscripción : 21/12/2009

MensajeTema: TRADICIONALISMO: VISTAS PRELIMINARES DE LOS JUICIOS EN SALEM    Mar Mar 01, 2011 2:38 pm

Vistas preliminares de los juicios de las brujas de Salem (1692)



La caza de brujas no fue exclusiva de Europa, al contrario, tuvo su reflejo y también una gran relevancia en el Nuevo Mundo, y en concreto en la región de Nueva Inglaterra. Las primeras comunidades que se establecieron en la costa Este de lo que acabaría siendo Estados Unidos, procedentes de Inglaterra, estaban formadas en su mayor ­parte por fanáticos religiosos, puritanos que veían al demonio en cada esquina y cuyos temores se incrementaron al instalarse en una tierra extraña, aunque por otra parte considerada la Tierra Prometida.
En 1692 la fiebre de la brujomanía se apoderó de una pequeña aldea del actual Estado de Massachusetts: Salem. Todo comenzó cuando Tituba, una esclava de color del reverendo del lugar, Samuel Parrish, comenzó a contar a un grupo de jóvenes muchachas historias tradicionales provenientes de las Indias Occidentales en las que abundaban la magia, la superstición y los hechos sobrenaturales. Estos relatos, narrados en un ambiente de marcada sensualidad –según algunos testimonios– causaron una gran impresión en dos de las muchachas más jóvenes: Elizabeth Parrish, de nueve años de edad e hija del reverendo, y Abigail Williams, de once años. Pronto comenzaron a sufrir extraños ataques acompañados de sollozos y convulsiones, despertando la inquietud de la comunidad, cuyos miembros ya empezaban a creer que todo se debía al acecho del maligno. Incluso Elizabeth, que había recibido una estricta educación religiosa, llegó a arrojar la Biblia “de un extremo a otro de la casa”. Un comerciante de Boston que fue testigo de la conducta histérica de las muchachas, relató que desde el principio éstas actuaban adoptando “extrañas posturas y gestos grotescos, y pronunciaban discursos ridículos, que ni ellas ni nadie entendían”.
Pronto el ambiente de histeria afectaría al resto de muchachas, entre ellas a Ann Putnam, de doce años, Elizabeth Hubbard, de 16, Mary Walcott, Mary Warren, Mercy Lewis, Susan Sheldon y Elizabeth Booth, estas últimas con edades comprendidas entre los 18 y los 20 años. Estas ocho jóvenes eran las cabecillas del grupo, a las que uno de los acusados, el anciano George Jacobs –que sería una de las víctimas de la brutal caza de brujas en Massachusetts–, describiría más tarde como “perras brujas”.
A diferencia de otros procesos que se llevaron a cabo en el Viejo Continente, en Salem, según la mayoría de los estudiosos, las jóvenes eran plenamente conscientes de sus actos, demostrando un verdadero ­prodigio de astucia y falsedad con la intención de implicar a las personas menos agradables de la comunidad o a aquellas con las que estaban enemistadas sus familias. El médico de Salem, un tal doctor Griggs, en cuya casa se alojaba una de las chicas “endemoniadas”, afirmó que se trataba sin duda alguna de un caso de brujería, en conformidad con los clérigos del lugar. El caso más relevante de la historia de la brujomanía ya había comenzado, sembrando el pánico, la delación y el terror en todo un pueblo.
Lo que comenzó como una travesura adolescente acabó convirtiéndose en todo un proceso del que todavía hoy quedan muchos puntos oscuros. Tituba fue la primera que mencionó a los espectros que acabarían siendo célebres en Salem, declarando que intentaban atraerla a la causa del diablo. La situación se agravó cuando confesó ante el tribunal que mantenía relaciones con el maligno, el cual adoptaba, nada más y nada menos, que la forma de un “animal lleno de pelos, inclusive la cara, con una nariz muy larga”, declaración que no puede extrañarnos demasiado teniendo en cuenta la vasta literatura que por aquel entonces ya existía, principalmente en el Viejo Continente, sobre las supuestas reuniones de brujas y hechiceros con el maligno, los célebres aquelarres o sabbats, en los que el príncipe de las tinieblas adquiría las más estrafalarias formas, generalmente la de un gran macho cabrío negro, aunque también se “aparecía” bajo el aspecto de diferentes bestias.

Óscar Herradón
Volver arriba Ir abajo
http://consejodebrujas.forosactivos.net
El Consejo
Admin


Mensajes : 120
Fecha de inscripción : 21/12/2009

MensajeTema: Re: TRADICIONALISMO: VISTAS PRELIMINARES DE LOS JUICIOS EN SALEM    Mar Mar 01, 2011 2:41 pm

Previews of the witch trials of Salem (1692)



The witch hunt was not confined to Europe, by contrast, was reflected also highly relevant in the New World, specifically in the New England region. The first communities settled in the east coast of what would become the United States from England, were formed mostly by religious fanatics, Puritans saw the devil in every corner and whose fears increased when installed in a land strange, but on the other hand considered the Promised Land.
In 1692, the fever seized brujomanía a small village in the present State of Massachusetts: Salem. It all began when Tituba, a slave of the Reverend color of the place, Samuel Parrish, began to tell a group of young girls from traditional stories of the West Indies where there was plenty of magic, superstition and the supernatural. These stories, told in an atmosphere of sensuality marked according to some testimonies made a great impression on two of the younger girls: Elizabeth Parrish, nine years old and daughter of the Rev., and Abigail Williams, aged eleven. Soon strangers began to suffer seizures and convulsions accompanied by tears, arousing the concern of the community, whose members were beginning to believe that everything should be on the lookout for evil. Even Elizabeth, who had received a strict religious upbringing, came to throw the Bible "from one end to another house." A Boston businessman who witnessed the hysterical behavior of girls, said that from the beginning they acted adopting "strange grotesque postures and gestures, and made speeches ridiculous that neither they nor anyone else understood."
Soon the atmosphere of hysteria affect the rest of girls, including Ann Putnam, twelve years old, Elizabeth Hubbard, 16, Mary Walcott, Mary Warren, Mercy Lewis, Susan Sheldon and Elizabeth Booth, the latter with ages between 18 and 20 years. These eight young men were the leaders of the group, which one of the accused, the elder George Jacobs, which would be one of the victims of brutal witch-hunt in Massachusetts, later described as "witch-bitches."
Unlike other processes that took place in the Old Continent, in Salem, according to most scholars, the girls were fully aware of his actions, showing a true marvel of cunning and deceit with the intent to engage people less agreeable to the community or those with whom they were feuding families. Salem's physician, a Dr. Griggs, in whose house he was staying one of the girls "devilish" said that it was certainly a case of witchcraft, in accordance with the clergy of the place. The most relevant history brujomanía already started spreading panic, betrayal and terror of an entire people.
What began as a teenage prank ended up becoming a process which still remain many obscure points. Tituba was the first to mention the ghosts that would end up being celebrated in Salem, stating that trying to attract to the cause of the devil. The situation worsened when he confessed in court that maintained relations with the evil, which adopted, nothing more and nothing less, than the form of a "full of animal hair, including the face, with a long nose," a statement that not too surprising considering the vast literature that already existed at that time, mainly in the Old Continent, about the alleged meeting of witches and wizards with the evil, the famous Sabbaths or Sabbats, in which the prince of darkness acquired the most bizarre shapes, usually a large black goat, but also "appeared" under the guise of various animals.

Oscar Herradón
Volver arriba Ir abajo
http://consejodebrujas.forosactivos.net
 
TRADICIONALISMO: VISTAS PRELIMINARES DE LOS JUICIOS EN SALEM
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Claves para poder cobrar los juicios de los jubilados
» La Tierra y la Luna vistas desde el espacio.
» Las estrellas vistas desde la Estación Espacial Internacional (Timelapse)
» Juicios y formas de ser
» Dibujos vistas de Madrid de los siglos XVIII, XIX y XX

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Apoyando a la Bruja Tradicional Europea :: El Consejo de Brujas :: Calendario-
Cambiar a: